Solo se que no se nada

 

molestaba sin hacer nada, o sea, demostrando con su propia experiencia de vida que se podia vivir de otra manera. No era un sofista.O era tan sofista que ya estaba del otro lado. Escuchaba. Repreguntaba. No daba #clases, sino que creaba las condiciones para un #diálogo en el quen circulara la palabra. No explicaba nada sino que desarticulaba certezas para
que aquel que se hallaba muy convencido de algo, sufriera una perplejidad abismal al derrumbarse casi todas las justificaciones de su #saber.

@dsztajnszrajber de “Filosofía en 11 frases” pag 70.